Facebook

Twitter

Google Plus

YouTube

Carlos Álvarez presentó Promesas del Este

El pasado viernes 2 proyectamos en el Salón de Actos de Humanidades la película Promesas del Este del director David Cronenberg. Diego Grimaldi, miembro del Consejo Rector del Aula, nos puso al dia de las efemérides que aun quedan por proyectar y además dio paso al invitado de esa semana, el escritor Carlos Álvarez, cuya intervención completa pueden leer a continuación:

jltra 

<En primer lugar muchísimas gracias por esta presentación y muchísimas gracias a todos ustedes por su presencia y bueno yo empezaría diciendo que mi obra tiene que ver con el cine, mi forma de escribir tiene que ver con el cine o tiene que ver con la imagen, yo creo que ya a partir de mi generación incluso la generación anterior, la generación precedente del medio siglo es evidente que el cine ya está instituido para ellos como una forma de relato en la que todos se identifican y que todos recuerdan además, cómo el descubrimiento y cómo la forma de entender el mundo a través de las películas en una España de posguerra hundida etc. La mía ya interviene incluso, no sólo el hecho de que el cine ya sea algo habitual como forma de relatos sino que ya el cine o la imagen entra en los domicilios, mi generación ya es también la que vemos series de televisión e incluso más que cine. Yo me crié en un pueblecito de León muy pequeño donde había cine una vez a la semana, los domingos, y la película podría ser la misma si el tiempo era malo que había una gran nevada y el distribuidor no podía llegar a cambiar la película con lo cual el siguiente fin de semana volvías a tener la misma película, si no volvía a nevar y se la llevaba y si nevaba podían tenerla otro fin de semana más la misma película, lo malo era cuando algunas de la esas películas era 3R y entonces teníamos que intentar verla como fuera pero casi siempre conseguíamos verla invertida, veíamos la imagen desde atrás, conseguíamos meternos en un patio trasero y veíamos las películas desde atrás. Pero realmente la influencia, ya en cuanto a ser consciente de lo que significa la construcción de una forma de narrar yo creo que ya no la da la televisión, nos la dan las series, a mi generación digo yo a mi en concreto, lo que pasa es que creo que es inevitable que la literatura se halla contagiado de la imagen, ya no digo sólo del cine sino del mundo de la imagen, pienso por un momento en las famosas cinco propuestas para el próximo milenio de Italo Calvino cuando habla de la visibilidad. Italo Calvino se plantea un algo que yo creo que un escritor de su generación si tiene lógica y sin embargo un escritor de la mía nos cuesta más llegar a esa idea, la idea de que la imagen puede surgir de la unión de las palabras y efectivamente lo hemos visto muchas veces y lo hacemos, pero en principio es mucho más habitual que para nosotros se nos imponga la imagen y que sea la imagen la que nos lleva a escribir una historia, escribir una situación, para las generaciones anteriores el poder de la palabra es mucho más fuerte, la literatura está mucho más cargada de sólo el lenguaje oral, la generación mía ya el lenguaje oral está muy mediatizado por todo lo que hemos visto, por todas las formas de comunicación visuales que nos han llegado, no podemos ser ignorantes de los dibujos animados que nos han formado una forma de de narrar, una forma de entender cómo se construye un relato, ni las series de televisión, no hablo de calidad hablo de forma de narrar, hablo de qué manera se construye un relato desde el mundo literario ya de mi generación.

Mi primer libro Negra Hora Menos es un libro de relatos que nace única y exclusivamente desde el punto de vista literario y nace además como una apuesta con Manuel Padorno, un grandísimo poeta y buen amigo, en una noche de un verano en la que El País regalaba, se acordarán, bueno los jóvenes menos pero lo mayores se acordarán que algunos veranos El País regalaba unos libros encuadernados dentro del propio País novelas con un formato en papel prensa, un formato alargado la mitad de ancho de El País y recuerdo, que estuvimos discutiendo Manolo y yo durante una tarde y con un exceso, tal vez de copas, acabamos retándonos a que yo escribía 12 ó 15 relatos que tuvieran que ver con aquello que habíamos estado discutiendo esa noche. Lo curioso es que ese libro de relatos cuando se terminó, y le dieron un premio, inmediatamente me llamó entonces el jefe de producción de la televisión Canaria porque tenían interés en ver la posibilidad de llevarlos a una serie de televisión, el libro se llamaba Negra Hora Menos y eran relatos situados todos ellos en las islas y que sí tenían que ver con lo que llamamos genéricamente, muy genéricamente, el género negro, serie negra, yo no estoy del todo de acuerdo en que me clasifiquen dentro de ese género y explico por qué: hay otro género muy parecido, muy cercano, que se llama realismo sucio y es en el que yo creo que me siento más identificado, tanto en Negra Hora Menos como en Si le Digo le Engaño que es la siguiente novela, no temporalmente, pero sí la otra novela que tiene que ver con este universo, ni en Si le Digo le Engaño ni en Negra Hora Menos hay un detective que vaya a solucionar un caso, un problema, un asesinato o un robo, no, si hay un asesinato es por casualidad, no premeditado y si hay un policía es porque no le queda más remedio que intervenir a la ley, no hay ningún tipo de de fórmula que se ajuste a lo que normalmente se llama serie negra, sin embargo esa novela, Si le Digo le Engaño, si nace como propuesta para una telemovie, para una telenovela pero para una película de televisión de domingo, es un encargo que me hacen en un momento determinado en el que yo estaba trabajando en una telenovela, escribiendo la primera telenovela que se hizo en la televisión autonómica El Juramento de Puntabrava, estábamos construyendo entonces lo que se llama la Biblia, es decir todo el argumento, los personajes y las tramas, después ya no desarrollamos nosotros los guiones de cada capítulo pero estábamos en esta fase, y el productor de esta serie me encargó que por qué no le escribía un outline para una telemovie y escribí el primer párrafo que figura en la novela, dos chicos salen a pescar y encuentran 50 kilos de cocaína más o menos, ¡qué bien me gusta mucho vamos a hacer un tratamiento! y como uno ya tiene cierta experiencia en el mundo audiovisual dice: ¡también a mi me parece muy buena idea cómo no!, vamos a escribir este tratamiento en cuanto firmemos un contrato; como no llegamos nunca a firmar ese contrato ahí quedó ese outline muerto de risa hasta que un verano, me hice el encargo yo a m mismo no ya como guion de audiovisual, como guión de una película de domingo, si no como una novela sin tener la limitación que te exige el género cinematográfico, que te exige escribir un guión que es totalmente distinto a la escritura de novelas. Hay muchas confusiones en este sentido, y me lo preguntan muchas veces: tus novelas son muy visuales, bueno que sean muy visuales no quiere decir que sean cinematográficas, la construcción cinematográfica, el guión cinematográfico es un género en sí mismo, y es un género que sólo sirve para hacer una película, cuando la película está hecha el guion se tira a la papelera porque no le interesa a nadie ni tiene ningún interés más que para hacer otro producto que es una película y eso sí es lo que tiene interés, el guion en ese sentido es un medio, nada más que un medio, sin embargo la novela no es un cine en sí mismo, la novela se nutre muchas veces de los mismos ingredientes, en principio, de los que se nutre una película o el guión de una película, pero la herramienta es totalmente distinta, en una solo cuentas con palabras y en el guión cinematográfico tienes que contar con imágenes, ruidos, sonidos, colores, texturas, es otra forma de escribir totalmente distinta. Dentro de mi obra escrita o de mi obra literaria, además de la novela de lo que me han clasificado dentro de la novela negra, he hecho todo tipo de novela que también se clasifica dentro de novela histórica y por ejemplo La Pluma del Arcángel yo creo que tendría más que ver con la novela negra y de hecho nació como idea de escribir una novela negra donde solo iba a transcurrir en esta ciudad en el año 1500, cuando llegaba un inquisidor muy bruto real del que me había hablado un buen amigo historiador Alberto Anaya, y sobre esa idea de cómo construir una trama donde entraran en juego posibles asesinatos o algo así pero en una ciudad que está naciendo en ese momento, Gran Canaria recién conquistada o la ciudad de Las Palmas, y una isla que no llegaba a los 30.000 habitantes y una ciudad que como mucho podría tener los 2000, y esa novela que se clasifica dentro de la novela histórica para mi nace sin embargo, como una idea de novela de género, pero de género negro o de género de realismo sucio en un siglo muy retrasado.

Sin embargo la escritura de los guiones, tanto del guión de Mararía como el guión de Ciudadano Negrín es una experiencia totalmente distinta, en la escritura de la novela cada palabra es la que tú eliges o es la que tú necesitas y cada vez que reescribes piensas única y exclusivamente en cómo suenan las palabras, cómo has construido la frase, qué es lo que transmite, qué fuerza o que emoción quieres transmitir al lector. En el lenguaje cinematográfico un adjetivo puede echar para atrás a un productor, un simple adjetivo, te pueden decir mira, es que entre salió de casa a salió elegante de casa van 1000 € de vestuario por ejemplo, entonces esa tontería hace que cada vez que escribas una frase en un guión tienes que tener en cuenta a qué afecta esa frase porque puede afectar no sólo al actor, sino a producción, puede afectar a la iluminación, puede afectar a utillaje, puede afectar a todo, son formas de escritura totalmente distintas, en lo único en lo que yo al menos siempre trato de atenerme es aquel decálogo, que creo que dijo Billy Wilder cuando le preguntaron cuál era su método de hacer películas, y dijo que se atenía a 10 mandamientos: el primero no aburrir, el segundo no aburrir, el tercero no aburrir y así hasta 10 no aburrirás, me atengo, normalmente trato de atenerme en una o en otra forma tanto en literatura o en guion audiovisual a ese mandato que quiero que nunca se me olvide.

No sé si quieren ustedes preguntar algo así dejo yo de decir tonterías, si no paso a hablar de la película.
Para mi esta película es una película que lo primero, bueno la ficha la tienen ustedes entonces no voy a insistir en ella, que me sorprendió fundamentalmente la eficacia narrativa y por otro lado la truculencia, no sé si me explicaré bien, es un guión absolutamente truculento, es un guión que tiene la truculencia de un libreto de ópera italiana y sin embargo la eficacia también del relato minúsculo, del relato sobrio, relato que va solamente a lo imprescindible, me encantan las dos cosas, por un lado me da rabia que sea un guión tan truculento que dices: que bien hecho está con tanto truco, pero es una película de género, y no sólo lo dice la primera secuencia que te sitúa incluso visualmente el espacio, el decorado en el que inicia la película, una barbería, nos lleva a cualquier película de la mafia clásica pero esta no es una película de la mafia, o no solo perdón, no solo es una película de la mafia y en este caso de la mafia rusa, yo creo que es una película sobre el mal así en abstracto, es una película sobre el mal en frío, no utiliza ningún tipo de artilugio etnográfico, no necesita llevarnos a Sicilia o a la Rusia profunda para contarnos como una serie de tradiciones, ¡no para nada!. Es la mafia Rusa pero puramente utilitaria esa figura, no necesita tampoco acudir a estructuras de códigos de honor dentro de la delincuencia del estilo de las mafias orientales, cuenta un poco la banalidad del mal, las caras que puede presentar el mal en su forma más elemental, tanto la crueldad como la banalidad. La historia es muy sencilla, es una comadrona que asiste un parto de una muchacha jovencita, la madre muere, queda el bebe, la madre tiene un diario, esta comadrona se hace con el diario y a través de este diario es como entra en contacto con la mafia Rusa. A partir de ahí, un hecho de una estructura muy habitual de cualquier película de serie negra, una persona normal y corriente en los mismos escenarios donde transcurre su vida habitual entra en contacto con una organización peligrosa, una organización que la puede llevar por delante sin ella saber donde se está metiendo. Digamos que eso es un prototipo de cualquier relato de serie negra, una persona normal entra en el mundo desconocido que le sobrepasa, que va tener que enfrentarse a ese mundo ignorando sus códigos e ignorando todo. La interpretación para mi magistral tanto la de Viggo Mortensen como la de Naomi Watts. Son sorprendentes los secundarios porque es una peli de dos protagonistas fundamentales, esta mujer esta comadrona y Viggo Mortensen que es el chofer de la familia mafiosa. Viggo Mortensen estuvo nominado por esta interpretación al Oscar a mejor interpretación y desde luego es una interpretación que la borda. Los secundarios son realmente increíbles, está Vicent Cassel aunque tiene un personaje que borda, roza casi ya lo excéntrico, lo incontrolado pero lo maneja bien; es increíble Armin Mueller-Stahl que transmite una fuerza fría, un control del personaje brutal para transmitir tanto la brutalidad como la dulzura con sus nietas. Otro de los personajes muy interesante es un director de cine, el tío de la comadrona, es un personaje que es director de cine y actor es Jerzy Skolimowski y borda un personaje entrañable, un familiar de acceso para todo tipo de sentimientos en los que puede, la protagonista, lanzar sus cabreos o buscar la solución, no le sirve para nada. No voy a contar nada más del argumento porque sería destripársela, creo que es una película, insisto en que sobre todo funciona una estructura de guión rápida, muy ágil, muy elemental, la historia es muy sencilla pero está cogida con unos personajes muy potentes con los que se crea una empatía inmediata hasta con los malos, como toda peli de género uno espera que llegue el séptimo de caballería, aunque se demora, se demora, se demora, pero puede acabar llorando. Que disfruten de la película.>

 

Visto 550 veces Modificado por última vez en Martes, 06 Mayo 2014 12:16